miércoles, 27 de diciembre de 2017

Paz. Fin.



Y qué hice con esto?

Acepté el sentimiento, y lo sigo aceptando si alguna vez vuelve... Y todo lo que viene con él, primero envidia y tristeza, y luego la paz, la alegría profunda de haber podido estar embarazada, de haber podido criar un bebé... Al fin y al cabo, casi me lo pierdo...Nunca lo olvido...

Empecé a deshacerme de las cosas que ya no le valían, menos las que le guardo para ella, a mi ritmo...

Y seguí disfrutando de éste momento único para ambas defendiendo siempre mi estilo de maternidad tan incomprendido para much@s (porque sólo el largo camino que me ha traído hasta ella puede explicar haberle dado prioridad absoluta a la crianza durante éstos primeros años suyos, y sólo la consciencia de que no lo puedo volver a vivir, me hace disfrutarlo y vivirlo tan intensamente...)


Así que me despido, pero siempre estaré en mi email. 

Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario