domingo, 6 de diciembre de 2015

Hace un año estaba en betaespera.


Hace un año estaba en betaespera.
Otra betaespera más... pensaba.
No hice esas cosas que hacía en las primeras, dejar el café, mantener los pies calientes, reposo...
Conscientemente no tenía confianza en ella.
Estaba muy cansada, siempre era la misma historia.

Ese tratamiento lo organicé yo (como todos) tras un fin de un contrato laboral, llamé con la regla, y me dieron una cita. Tras esa cita, con la medicación ya en mis manos, comiendo con mi marido, le reconocía que no quería pasar por otro tratamiento más, prácticamente me convenció de acabarlo, ya que lo había iniciado... Por inercia casi, y por él, cumplí con lo que tenía que hacer... Sin motivación, sin fe, sin ganas...
Lloraba mi infertilidad, la habitación vacía de mi casa, me apenaba la cercanía de otra Navidad más sin cambios...
No me sorprendió nada de nada el primer test en blanco...

Y 4 días después... 

La sorpresa de mi vida. El milagro se había producido... Así, sin mas...

El ciclo de los tratamientos se cerró por fin el día que ella nació, y no quisiera por nada del mundo volver a vivirlo...

He acabado harta de tratamientos de reproducción asistida, de información de ginecología, de clínicas... Harta de estar tán informada... Harta de dedicarle todo mi pensamiento y mi dinero... Haciendo zaping veo un documental y lo quito... No quiero ni tocar el tema... Ha sido demasiado intenso para mí... No quisiera que nadie que yo quiera tenga que pasar por esto... Sólo podría decirle - lo siento mucho-.
Mi camino por la reproducción asistida ha sido demasiado largo.

Por todo esto ahora no estoy por los blogs, no escribo ni comento, pero el blog sigue abierto. Hay varias cosas que quiero tratar y seguir de vuestras historias: cómo les comunicáis a vuestros niñ@s que han nacido por reproducción asistida, de dónde sacáis el valor para ir a por el hermanit@ por tratamiento, y todo lo que rodea esto en general... Y aunque de momento no puedo, espero hacerlo poco a poco, escribir y comentar.

9 comentarios:

  1. Es que los tratamientos nos dejan muy tocadas! Pero sólo por la maravillosa experiencia de poder dar vida , aún no he dado a luz y ya tengo mis fuerzas y pensamientos en mi próximo tratamiento... Aunque entiendo que duele, a mi me duele pensar en el proceso por eso sólo pienso en el fin.

    Un besazo y estaré ahí para leerte!

    ResponderEliminar
  2. date tiempo, lo normal es estar así, no querer volver a hacer ni un tto mas, pero bueno, quiza mas adelante te pueda apetecer ser mami de nuevo o tal vez no...y ninguna de las dos esta mal, todavia no haber parido y ya estar pensando en otro tto a mi me parece que no es lo mas normal pero bueno cada uno es cada uno y ahí nadie se puede meter...disfruta de tu bebe y lo que tenga que ser sera, no le des vueltas, intenta olvidarte un poco de los sinsabores de todo esto y a lo mejor lo ves de otro modo en unos años..

    ResponderEliminar
  3. es todo muy reciente y muy carne viva, ahora tienes lo mejor que te pudo dar la vida, y tenes que disfrutar al maximo para lo demas ya habra tiempo, lo mejor para vos!!! un beso

    ResponderEliminar
  4. Has llegado a la meta pero ahora toca sanar las heridas del largo camino recorrido. Es normal, es lógico y es humano. Y si en algún momento decides ir a por el hermanito es porque estarás ya preparada. Y si decides no ir a por él... también será porque estés preparada.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  5. Aquí una que después de lo vivido va a ir a por el hermanito. Y estoy que me entra el parraque cuando pienso en el momento de la tansfer y la temida, asquerosa (no encuentro otra palabra) y ansiosa betaespera.
    Pero no puedo no intentarlo. No sé explicarlo...
    ¿Sabes qué no puedo ver? Anuncios de Clear blue. Me entran instintos asesinos. Esa felicidad e inocencia del test de ovulación y esa felicidad e inocencia diciendo de cuantas semanas está, pufffff que no puedo.
    Por cierto, suscribo al 100% las palabras de hobbita

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena! Creo que aún no la había dado... eres mamá!
    Ahora toca curarse, quererse, disfrutar... pero eso seguro que ya lo sabes.
    Así que solo te mando un abrazo enorme.. y aquí estamos. Por si algún día nos quieres contar como te va!
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Cuando pase un poco mas de tiempo, algunas heridas se calmaran ( que no curaran ). Yo a dia de hoy miro que con recelo a embarazadas con mezcla de añoranza y rabia, no quiero saber mas de pinchazos, meriestras u ovitrelles,...pero pienso en el chicui que nos ha quedado conge y pienso que le debo al menos saber si logra descongelar y si, lo quiero intentar de nuevo aunque solo con el.

    Aun a dia de hoy, de un año de mis chiquis, me siguen dando pellizcos en el alma los anuncios de ivi, los de embarazadas felices, las buenas nuevas de preñis, .... creo que estarán conmigo toda la vida, con nosotras, porque eso forma parte también de la infertilidad.

    Muchos besos para ti y tu cielito!!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Enhorabuena, ya eres mamá! Yo hace poco que te sigo..pero sé que cuando las cosas tardan tanto en llegar se disfrutan mucho más.Yo llevo más de 3 años intentando quedarme embarazada sin éxito. He pasado por 4 IAs y ahora estoy en mi primera FIV.

    Hace poco que he abierto mi propio blog que os invito a leer y a comentar!

    http://viajandohastati.blogspot.com.es

    Espero que os paséis! Un beso

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena amiga.

    Te lo mereces mogollon. Ojalá tu bebe llegue pronto y de la forma más respetada posible.
    Yo también lo conseguí. No sé si te lo había contado la verdad. Al final tuve que subrogar en Ucrania. Era la única solución que me quedaba para mí. Pero de verdad que al volver lo ves todo de otra forma. Con el pequeño todo cambia. Te sientes mucho mejor y más arropado.
    Un saludo amiga!

    ResponderEliminar