sábado, 28 de mayo de 2016

Instinto


Un día, cualquier día de éstos pasados 9 años, en una de tantas y tantas conversaciones que teníamos, mi marido me decía que yo debería ir pensando en dejar los tratamientos... y yo grité NOOOOOOOOOOOOO!

Y se hizo el silencio.
No había acabado el grito y ya me dolia la garganta... y me dolió 2 días...

...

Hay una fuerza que me ha acompañado en el embarazo, en el parto, en la lactancia, en mi empoderamiento cómo madre.
Ha tomado las riendas la vida actual el instinto, la naturaleza. 
Con mi parto nació mi hija, y nació una madre. 
Aparecieron muchos comportamientos nuevos para mi y antiguos evolutivamente para una mujer que lleva tán consciente en el mundo sus 38 añazos...

Todo estaba en mi, todo latente, todo esperando...

He tenido una mamífera, y yo soy una leona.

El descubrimiento de pérdida de control del cuerpo en el embarazo, en las contracciones...
La sincronia total con el bebe y la respuesta automática a todas sus necesidades desde el primer momento... No hacen falta consejos, no hace falta ni la mitad de lo que nos pretenden vender... Conociendo, observando a nuestros hij@ tenemos todas las respuestas.

Todo estaba en mi, todo latente, todo esperando... 

...

El instinto estaba en mi ya antes de querer tener un hij@, durante los 9 años de infertilidad y ahora.
El instito es fuerza, motivación, motor de nuestra lucha, consciente e inconsciente, vida, deseo y objetivo, racional e irracional...

Todo esta en vosotras, todo latente, todo esperando...

5 comentarios:

  1. Así es! Con el instinto materno es más que suficiente!

    He leído que no hay que hacer caso a tantos consejos. Que solo basta con escuchar nuestro instinto y hacer lo que el corazón nos dice

    Saludos y bendiciones

    ResponderEliminar
  2. Cuanta razón tienes Paula!!!! mejor no lo pudiste describir. Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. que belleza lo que escribiste paula!!eres una leona claro q si, luchadora admirable,un beso

    ResponderEliminar
  4. Preciosa entrada

    y felicidades por tu peque, que creo que no te lo había dicho

    Un Besico Gordote

    ResponderEliminar
  5. He leído otras entradas de tu blog y me apetecía llegar aquí y comprobar que hubo final feliz, ojalá yo también lo tenga, un abrazo.

    ResponderEliminar